Si sobreviviste a la cena de Navidad, y en tu empresa celebráis una cena de verano, este artículo te divertirá y te hará reflexionar.

Estamos viviendo unos momentos muy difíciles ya que estamos inmersos en una profunda crisis económica, financiera y social, y es por esto, que desde Gorros Lokos queremos dedicar este artículo a todas aquellas personas que han perdido su empleo, han visto reducidos sus sueldos o están teniendo dificultades para llegar a final de mes. ¡¡¡Ánimo!!!

Tradicionalmente, las cenas de empresa, financiadas por la empresa o a escote por los propios empleados, se convierte en un lugar de encuentro donde pasamos de un ambiente formal, estricto o empresarial a un ambiente lúdico y festivo.

Cenas de empresa - gorros de gomaespuma
Cenas de empresa - Gorros gomaespuma

Y es precisamente en este tipo de ambiente donde nos sentimos más cómodos para poder entablar conversaciones con aquellas personas que durante el día a día de la oficina, taller o fábrica, no lo hacemos. Las cenas de empresa también son un lugar idóneo para que las nuevas incorporaciones se integren más fácilmente dentro de la comunidad social de la empresa, tener una conversación más distendida con nuestros jefes y limar asperezas con aquellos empleados con el que en alguna ocasión has tenido algún tipo de encontronazo o discusión.

Si bien es cierto que una cena de empresa, es un evento social ideal tanto para los trabajadores como para la empresa, la cual se puede beneficiar de un buen ambiente de trabajo en el día a día de la oficina, el riesgo de traspasar la frontera y que todas estas buenas intenciones no se lleguen a cumplir, es muy alto. En definitiva, una cena de empresa es un evento social, y como tal participan personas de muy diversas características, el jefe serio y estricto, el jefe cercano y afable, el compañero soso, la compañera alegre y divertida, el compañero y la compañera más sexis, etc. Si a esta mezcla de tipos de personas, le añadimos un ambiente lúdico y distendido, comida, alcohol (mucho alcohol) y música, el cóctel resultante puede ser explosivo.

En Gorros Lokos, siempre desde nuestro punto de vista, hemos distinguido 4 fases que se dan en las cenas de empresa:

Aperitivo o previo

El comienzo. Es el momento justo antes de empezar a comer/cenar, en el que los asistentes van acudiendo poco a poco al lugar elegido para el evento. En este momento todos tenemos nuestras fuerzas al 100%, y empiezan a caer, en una ambiente totalmente informal y distendido, las primeras cervezas o copas de vino.

El comienzo es prometedor, ya que se empiezan a entablar conversaciones y relaciones sin parar. Pero también es el momento donde empiezan a aparecer los recuerdos de la cena o cenas de los años anteriores, las estrategias para sentarse en la mesa y evitar a los jefes o aquellos compañeros pesados, los comentarios sobre qué camisa más fea se ha puesto un compañero o que falda más corta se ha puesto tal secretaria o tal administrativa.

La noche es larga y prometedora, pero no sabemos que efectos perversos puede tener en nosotros esa cerveza o copa de vino que nos hemos tomado. En definitiva, el aperitivo puede ser para algunos,

¡¡¡ El comienzo del fin!!!

Cena

Después de arrancar los motores con el aperitivo y haber establecido nuestra estrategia para sentarnos en la mesa, empieza el juego de las sillas, y donde habías previsto sentarte ya se ha sentado alguien y todos tus planes se han esfumado. Finalmente te consigues sentar en lugar más o menos aceptable, con compañeros con una mayor relación y lejos de los jefes, a no ser que hayas llegado tarde o te hayas despistado, y solo queda una silla libre en la mesa de los jefes o de aquel compañero que no soportas, y piensas , ¿Tendrá algo esa silla que nadie se ha querido sentar?, ¿se romperá cuando me siente?,…

Una vez acomodados, continúan las conversaciones distendidas, salvo si te ha tocado en la mesa de los jefes, y se degusta el menú de la cena. No lo hemos comentado, pero a lo largo de esta fase, nos acompaña nuestro gran amigo el vino. Sí, ese gran amigo que, sin darnos cuenta, más tarde nos llevará a la perdición.

Al final de la cena, empiezan a aparecer los primeros efectos del “cansancio” y aquella camisa tan fea que habíamos visto al principio nos parece aún más fea o aquella minifalda que nos parecía corta, ahora la vemos más corta. En resumen la cena, es la primera parte del evento, pero

¿Qué pasará después?

Copas y baile

Después de cenar, en el mismo local o en una discoteca cercana, llegamos al momento cumbre de la fiesta, donde efectuamos una explosión de alegría, incitada por las cervezas del aperitivo o copas de vino de la cena, que combinada con los famosos Gin Tonics, copas de cava u otras bebidas espirituosas, hace que perdamos cualquier tipo de vergüenza, y comencemos a bailar de forma desbocada, a decirle cosas al chico más sexi de la oficina o a la secretaria con la falda corta, sí, cada vez más corta.

Esta fase dura varias horas, pero el trozo que le dedicamos es más pequeño que las fases anteriores, ¿por qué?, simplemente tenemos vacíos en la memoria, que nos impiden recordar más. Resumiendo, las copas y el baile, son

¡¡¡ El fin de nuestro comienzo!!!

El día después

Y llega el peor momento de toda la fiesta, el lunes. Todo el fin de semana lo pasamos intentado recordar lo que hicimos, lo que le dijimos a tal o al cual, pero no conseguimos recordar secuencias completas, y algunas que recuerdas las quieres borrar. Es el día en el que te mueves poco de tu puesto de trabajo, hay algunos compañeros que te evitan, lo mismo que haces tú con otros y no sabes si le dijiste algo grosero a tu jefe o no. Por tanto, el Lunes o día después a la cena de empresa, puede ser el comienzo de una carrera prometedora dentro de la empresa, o bien,

¡¡¡ La fiesta que te marcará el resto de los días dentro de la empresa !!!

Por internet podréis encontrar un sinfín de blogs y artículos que hablan sobre cenas de empresa, y qué pautas tienes que seguir para poder llegar al “Día después” con la mayor dignidad posible. Desde Gorros Lokos queremos huir de estas pautas, y queremos promover, siempre dentro de unos límites, que las cenas de empresa, además de ser lo que tradicionalmente hemos comentado en los párrafos anteriores, es decir, un evento social en un ambiente lúdico más o menos estructurado y con acciones o actos recordados para siempre en la historia de la empresa, en una fiesta original divertida.

Gorro de gomaespuma en cena de empresa

¿Por qué no hacer un carnaval o fiesta temática en tu cena de empresa? Sabemos que las cenas de empresa son siempre más o menos iguales, y entonces, ¿por qué no añadir algo diferente que rompa los comportamientos tradicionales?.

¿Te imaginas a tú jefe con un gorro de peluca en la cabeza, o a la secretaria con la falda corta con un sombrero de bruja, o al chico más sexi de la oficina con una zapatilla por sombrero? El añadir este tipo de accesorios de gomaespuma a la cena, suele hacer que todos los asistentes igualen sus comportamientos, desde el jefe más estirado al empleado soso, o al empleado que se ha estado reprimiendo para no caer en los errores de cenas del pasado.

Un buen momento para hacer entrega de los gorros es al finalizar la cena y antes de las copas, y si se puede, acompañar la entrega con música de carnavales, como la de “María Caipirinha” de Carlinhos Brown. Debería haber siempre un par o tres de encargados/as para hacer la entrega de gorros y hacer la entrega de forma aleatoria. El objetivo es dinamizar y hacer el acto de entrega lo más rápido posible para que todos los asistentes se pongan su gorro en la cabeza y empiecen a perder la vergüenza.

Desde nuestra experiencia, las empresas o empleados que han organizado cenas y han añadido gorros de gomaespuma, se lo han pasado muy divertido, pasando a ser una de las fiestas más recordadas. Y además, se puede conseguir un efecto balsámico para el temido “Día después”, todos se acordaran del sombrero o gorro que llevabas puesto pero no de lo que hiciste.

Fiesta loka en una cena de empresa

Así que no lo dudes, si quieres hacer una cena de empresa original, divertida y sobretodo diferente a todas las cenas de años anteriores, deja la vergüenza en casa, no sigas las pautas de comportamiento tradicionales, ponte un gorro de gomaespuma, y sobretodo

¡¡¡ DISFRUTA Y DIVIÉRTETE !!!